Los trabajadores bancarios llegaron a un acuerdo salarial y decidieron levantar el paro que tenían programado para realizar en todo el país.

El acuerdo se dio tras un ofrecimiento salarial que consiste en un aumento del 19,5%. La cifra, sumada a lo que ya habían arreglado en 2016, da un aumento total del 24,2% e incluye cláusulas para ser revisada en junio y octubre.

Desde el sector se mostraron orgullosos por el logro conseguido y agradecieron a todas las personas que mostraron su apoyo durante los días de medida de fuerza: “ganamos los más sencillos“, expresó el titular Sergio Palazzo.