La agrupación política Rosario para la Victoria elaboró dos proyectos que pretenden regular el mercado de alquileres de la ciudad.

El primero de los proyectos se denomina Defensoría Pública del Inquilino. Su objetivo es crear una institución que se encargue de mantener un contacto fluido con los usuarios a fin de hacer de intermediarios entre estos y las inmobiliarias en los casos en los que exista abuso por parte de las mismas.

El segundo de los proyectos es la denominada Tasa al Inmueble Ocioso y tiene como finalidad lanzar al mercado a aquellos inmuebles que permanezcan deshabitados durante 6 o más meses.

Dichos proyectos, fueron presentados a fines del año pasado en el Concejo Municipal y se espera que sean debatidos en un futuro cercano. Al respecto de los mismos, el referente de Rosario para la Victoria, Sebastián Artola, expresó:

Ni gente sin casas, ni casas sin gente La vivienda es un derecho, no un negocio.